Project Description

FOTOGRAFÍA DE CALLE

La fotografía de calle pretende captar el hecho de que la vida urbana está llena de imágenes y de momentos únicos e irrepetibles.

la fotografía de calle es un tipo de fotografía que se realiza en un lugar público como una calle, una plaza o incluso en el metro o el autobús. Los fotógrafos callejeros a menudo se centran en la vida cotidiana de los extraños más que en un evento como haría un fotoperiodista.

Los fotógrafos callejeros intentan todo lo posible para pasar inadvertidos. La meta de la fotografía callejera es contar una historia en una fotografía tomada en la calle de forma espontánea. La historia y el sujeto son posiblemente los aspectos más importantes de una buena toma de la calle. Henri Cartier-Bresson, es posiblemente el mejor fotógrafo de este estilo fotográfico.

El grupo de fotografía de calle de la Agrupació Fotogràfica de Catalunya ha hecho una pequeña elección de las últimas fotografías que han hecho en las numerosas salidas que están realizando.

Si quieres participar en las salidas de este grupo tan dinámico, asóciate.

SALIDA DEL GRUPO DE STREET A LA FERIA DE REYES DE LA GRAN VÍA – LUCES DE NAVIDAD

La Gran Vía de les Corts Catalanes, en el tramo comprendido entre las calles de Muntaner y Rocafort, se viste de fiesta cada año para dar la bienvenida a la Navidad y, con ella, a la noche mágica de Reyes. Y para ello, sus dos paseos laterales se llenan de paradas de regalos y chucherías, pero sobre todo de juguetes para los niños. También se instalan churrerías en cada esquina, donde hacer un alto para saltarse una promesa y permitirse un capricho, ¡qué narices, un día es un día!, y, ya de paso, combatir el frío con el chocolate caliente que allí mismo se sirve. Abundan asimismo tenderetes de artesanía y otras tiendas callejeras, que aprovechan el consumo de las fiestas navideñas para finalizar el año redondeando el negocio.

La feria de reyes se inició en Barcelona como feria de santo Tomás, y data del año 1877, cuando en aquella época un buen número de vendedores ambulantes acordaron montar sus casetas en la ciudad aprovechando la cercana fiesta del santo. Actualmente se celebra entre el 15 de diciembre y el 6 de enero.

Con el trajín de la gente que pasea o compra sus regalos, se crea cada Navidad un escenario que se ha convertido en una tradición de Barcelona con sabor a churros. Y, cómo no, la Gran Vía se adorna para la ocasión, en especial cuando cae la noche y se encienden las luces navideñas a lo largo de la hilera de tiendas. No es de extrañar así que el espacio y el ambiente que rodea la feria llame la atención suficiente como para realizar un reportaje fotográfico que se nutra del evento. Foto de calle…, foto festiva. Hay que escoger el lugar, recorrerlo, tener paciencia y llamar a la suerte para capturar ese instante improvisado y espontáneo, el que todo fotógrafo de calle se empeña en perseguir. Cotidianidad, historia, expresión, alma…

Y todo eso lo fuimos a buscar allí.